Uno de los problemas más comunes a los que se enfrentan los propietarios de las viviendas alquiladas es el impago por parte de los inquilinos que ocupan la vivienda. La crisis económica en España ha hecho aumentar la cantidad de impagos de alquiler y el índice de morosidad ha crecido casi un 4% durante el último año. Estos son unos consejos para los caseros que se encuentren en esta situación que podrán ayudarles con este problema.

Paso 1: Toma medidas cuanto antes

Tan pronto como el inquilino se retrase en el pago de la renta, debes tomar medidas inmediatas. Aunque el retraso en el pago del alquiler en uno o dos días no tiene muchos inconvenientes, debes asegurarte de que esto no se convierte en un problema recurrente. Envía a tu inquilino una carta en la que le informes de que se está retrasando en el pago de la renta. La mayoría de los inquilinos responderán rápidamente cuando se les recuerde la existencia de uno o varios pagos retrasados.

Paso 2: Habla con tu inquilino

Si tu inquilino aún no ha pagado el alquiler, debes intentar averiguar cuál es el motivo. Puede ser que el retraso se deba a varias razones, y que ni siquiera se haya dado cuenta de lo que ha ocurrido. Por ejemplo, si el inquilino ha cambiado de cuenta bancaria y olvidó comunicártelo o si ha tenido problemas económicos que le hayan llevado a retrasarse. Es importante mantenerse en contacto con el inquilino en cada etapa y conservar copias de todas las comunicaciones, ya que éstas pueden ser necesarias si decides ir a juicio más tarde.

Paso 3: Establece un plan de pago

Podrías establecer un plan de pago, especialmente si tu inquilino ha cumplido siempre con sus obligaciones y el problema es a corto plazo. Esto es importante si tu relación con el inquilino siempre ha sido buena y no has tenido ningún problema hasta ahora. A veces, encontrar a un inquilino que cuide tu casa, no tenga problemas con los vecinos, y pague normalmente el alquiler puede resultar difícil.

Paso 4: Termina el alquiler

Si por la situación en que se encuentra el inquilino piensas que no le será posible continuar pagando el alquiler, lo mejor es ponerle fin. Esta es una buena opción si tanto tú como el inquilino estáis de acuerdo. Terminar el alquiler antes de tiempo hace que finalice la responsabilidad de pagar el alquiler y te permite seguir adelante y encontrar nuevos inquilinos al disponer nuevamente de tu vivienda.

Si llegas a un acuerdo con el inquilino para resolver el contrato, lo mejor es que te cerciores de seguir el procedimiento oportuno. Rocket Lawyer te ofrece el documento adecuado para ello, utiliza “Documento de entrega de llaves” y te aseguras de que el alquiler finaliza, que tienes disponibilidad sobre el piso alquilado y que el inquilino no debe seguir abonando la renta.

Paso 5: Desaloja al inquilino

Si el inquilino se niega a salir de la propiedad después de discutir varias opciones y todavía se retrasa con el alquiler, entonces lo más apropiado puede ser acudir a juicio para desalojarlo. Es importante que no te tomes la justicia por tu mano. No intentes cambiar la cerarradura ni cortes los suministros de la vivienda, seguramente esto se volvería en tu contra.

Legalmente, como propietario del inmueble, tienes la posibilidad de iniciar el procedimiento de desahucio desde el momento en el que exista un solo impago de renta del alquiler. Sin embargo, te aconsejamos que antes intentes llegar a un acuerdo con el inquilino que no te paga. Envía un burofax (con certificado de texto y acuse de recibo) comunicándole el importe que te debe y advirtiéndole de que si no procede a pagar dicha cantidad, acudirás a la vía judicial. Puedes utilizar nuestro modelo de Requerimiento de pago de renta, para reclamarle la cantidad que te debe. Si finalmente necesitas acudir a los tribunales para que el inquilino te pague, necesitarás probar que le has enviado un requerimiento de pago como éste. Si no llegáis a un acuerdo, necesitarás acudir al juzgado para defender tus derechos. Podrás interponer tres tipos de acciones: Reclamar solamente el desahucio, reclamar las rentas que te debe el inquilino sin resolver el contrato o solicitar el desahucio y reclamar la deuda pendiente a la vez. La elección dependerá del importe de los atrasos y de si existe posibilidad real de recuperar el dinero adeudado o parte del mismo.

Ten en cuenta que si el inquilino no está en posición de pagar la deuda, entonces es poco probable que puedas recuperar el dinero adeudado, incluso aunque se dicte una sentencia a tu favor. Ten en cuenta también, que la media en que los propietarios tardan en desalojar a un inquilino moroso es de 246 días, lo que supone más de ocho meses sin percibir las rentas del alquiler y sin disponer de tu vivienda.

Resumiendo, como propietario puedes vivir momentos en los que el inquilino se retrase o no pague el alquiler. Tendrás que estar detrás de ellos y recordarles la situación en que se encuentran. Es importante que entiendas cuál es la mejor manera de tratar con el impago del alquiler y poner solución rápidamente antes de que el problema se haga mayor.

Todos nuestros esfuerzos los tenemos destinados a que ahorréis tiempo y dinero en la gestión del alquiler y estaremos encantados de escuchar vuestras sugerencias que podéis ponerlas en los comentarios o escribiéndonos a hola@rentger.com.

Regístrate ahora

Autor Rentger
2018 25 de October