Una duda recurrente cuando se tiene una propiedad en alquiler es saber quién paga las averías del piso alquilado.

La Ley de Arrendamiento Urbano dice que:

“El arrendador, es decir, el dueño del piso, está obligado a realizar todos los arreglos necesarios, sin elevar la renta, para conservar la vivienda en condiciones de habitabilidad.”

Por su parte “el inquilino tiene derecho a que la casa sea habitable, pero cuenta también con la responsabilidad de avisar al arrendador sobre la necesidad de reparaciones, facilitando su verificación directa, en el plazo más breve posible”.

La comunicación entre ambas partes es la clave para actuar con urgencia y evitar cualquier incidencia de mayor gravedad. Por ello Rentger consta de una herramienta de chat y comunicaciones certificadas entre las partes para hacer una comunicación y seguimiento de todas incidencias que pudieran ocurrir.

Para dilucidar si hubiera algún uso indebido por parte de un inquilino sobre una propiedad, Rentger proporciona un sistema de inventario online mediante imágenes que permite ver de forma sencilla el estado de la vivienda en el momento de inicio del alquiler.

Manejar las reparaciones es lo que todos los propietarios pasan, tarde o temprano

Por ello recomendamos encarecidamente tomar medidas oportunas y apropiadas para evitar daños mayores. Por ello recomendamos:

  1. Ser receptivo y mantener informado al inquilino sobre el progreso de resolución de problemas para ayudar a garantizar su satisfacción.

  2. Documentar la causa del daño y el costo de las reparaciones para evitar disputas sobre el depósito de seguridad.

  3. Evaluar la gravedad del problema y determinar si tiene una obligación legal como propietario para corregirlo de inmediato para evitar acciones legales del inquilino.

Existen soluciones de software que lo guiarán al propietario - o al gestor - y al inquilino a lo largo del camino. A continuación, le mostramos cómo pueden ayudarlo a administrar solicitudes de reparación:

  1. Registre un problema en línea: la gente odia hacer llamadas telefónicas, a menudo tienen que intentar repetidamente comunicarse y no hay ningún registro al que puedan hacer referencia.

  2. Problemas de clasificación y filtro: a diferencia del correo electrónico o un whassap.

  3. Incluya fotos y comentarios: es fundamental comprender el problema antes de tomar las medidas adecuadas y combinar imágenes con una descripción escrita es lo mejor para visitarlo en persona.

  4. Seguir el estado del problema: informe al inquilino tan pronto como haya visto el problema que indica que está trabajando en él.

  5. Programar el tiempo de reparación: asegúrese de que todas las partes pertinentes acuerden un momento adecuado para realizar la reparación y mantenerse informado sobre el progreso durante todo el proceso.

Las reparaciones y el mantenimiento regular son el pan diario del propietario, así que no permita que se aprovechen de usted y le causen problemas y gastos innecesarios.

Bríndeles a sus inquilinos los medios para presentar las solicitudes de reparación de una manera estructurada y consistente, le dará tiempo libre para enfocarse en el problema real en cuestión; manteniendo su propiedad en buenas condiciones de trabajo.

Todos nuestros esfuerzos los tenemos destinados a que ahorréis tiempo y dinero en la gestión del alquiler y estaremos encantados de escuchar vuestras sugerencias que podéis ponerlas en los comentarios o escribiéndonos a hola@rentger.com.

Regístrate ahora

Autor Rentger
2018 15 de October