5 claves para la adecuación de un piso para alquilar

Cómo adecuar un piso para alquilar

Para obtener el máximo ingreso de alquiler por tu vivienda, necesitas ponerla a punto. Es normal que con el paso del tiempo se deteriore y que la vivienda se vea más antigua, más deteriorada o incluso más fea.

Si decides ponerla en el mercado de alquiler a un precio más elevado y actual, conforme al mercado, la vivienda también debe estar en buen estado. Piensa que, cuanto mejor esté tu piso más dinero te darán por él cada mes.

Si partimos de que el inquilino está dispuesto a pagar más dinero si la vivienda está muy bien, es importante que des un paso adelante y trates de comprobar que todo está en buen estado. Si te aseguras de que así es, no tendrán que pedirte bajadas de precio, sino que entrarán a vivir aceptando el precio que pidas.

Esto es lo que tienes que hacer en solo 5 pasos:

1- Repasa la pintura

Cuando un tiempo lleva mucho tiempo parado o ha estado alquilado, es importante que lo pongas a punto para que vuelva a ser atractivo para los futuros inquilinos. Una de las tareas que debes hacer, es darle una mano de pintura a toda la casa.

Uno de los colores de moda es el gris claro. Aunque si quieres ir a lo seguro y darle más amplitud y luminosidad, siempre puedes elegir el color blanco. Normalmente, con repasar las paredes de toda la casa es suficiente, pero si lo consideras no dudes en repasar la pintura del techo.

2- Realiza las reparaciones necesarias y revisa que todo funcione correctamente

Es normal que con el paso del tiempo las cosas dejen de funcionar. Por ejemplo, puede haber fallos eléctricos, puede que un grifo pierde agua o que la lavadora no funcione como debe.

Si los electrodomésticos fallan, pueden causar una muy mala impresión entre los inquilinos y que incluso decidan irse o rescindir el contrato. Además, no da mala imagen que entren y tengas que cambiarlo todo a los pocos días de estar ahí. Lo mejor es que lo cambies antes de que entren a vivir.

En definitiva, comprueba que la instalación de luz y de agua estén correctas y que los electrodomésticos funcionen. Debe estar todo a punto para el día en el que entren a vivir los nuevos inquilinos.

3- Haz una limpieza completa de la vivienda

La limpieza de una vivienda disponible en el mercado de alquiler es importante y sin duda dice mucho de la propia vivienda y de los dueños. Para que se vea lo mejor posible, dale una limpieza completa a todo y desinfecta.

Si cuando enseñes la casa por primera vez todo se ve impecable, es posible que los potenciales inquilinos no solo se imaginen viviendo en la casa, sino que además no se muestren dispuestos a pedirte una rebaja de dinero solo para no perderla.

Son esas pequeñas cosas que sin duda pueden influir en el rumbo de la situación. Tu objetivo como propietario es obtener la máxima renta posible, así que no dudes en considerar estos detalles para que todo salga bien.

4- Apuesta por mobiliario funcional y decoración

Para que la vivienda sea más atractiva en el mercado de alquiler, cuidar todos los detalles es importante. Para ello, trata de renovar elementos decorativos como sofás, lámparas, mesas, sillas, etc.

Hoy en día, hay tiendas como Ikea donde todo es muy económico y sin duda se ve bonito. A los inquilinos les encanta el mobiliario moderno, a pesar de que sea económico. Por ello, puedes considerar este tipo de opciones para renovar tu vivienda de alquiler y darle un aire nuevo.

Si bien es cierto que dependiendo del tipo de alquiler podrías alquilarlo con o sin muebles, por eso es importante que analices cómo será tu potencial inquilino. Si prefieres larga duración, es posible que los inquilinos quieran llevar sus muebles. Analiza bien el mercado para ver qué opción te renta más.

5- Da de alta los suministros de agua, luz y gas

También debes dar de alta los correspondientes suministros de la vivienda, como son el agua, la luz y el gas. Y no solo eso, sino que deben estar al corriente de pago.

Si se llega a un acuerdo, es importante ponerlos a nombre del inquilino para evitar problemas, algo que está completamente a la orden del día y que se puede hacer con el trámite del cambio de titularidad.

Siguiendo estos 5 pasos conseguirás poner tu vivienda a punto para que aterrice en el mercado de alquiler. Recuerda utilizar el software de gestión de alquiler de Rentger para llevar un seguimiento y control exhaustivos cada mes.

¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos.

Otros artículos interesantes: