7 consejos para la gestión de inmuebles de alquiler de temporada

Cómo gestionar viviendas de alquiler para temporadas

Hay propietarios que prefieren el alquiler de larga duración para cobrar todos los meses una cantidad fija y despreocuparse. Claro que, en el alquiler por temporadas se puede llegar a sacar mucho más dinero.

Puede resultar más compleja la gestión porque requiere estar más encima continuamente. Mientras que con el alquiler para muchos años te puedes despreocupar más, porque no tendrás que seguir en la busca y captura de nuevos inquilinos.

¿Por qué elegir este tipo de alquiler?

Cada modalidad tiene sus pros y contras. En el caso del contrato por meses o temporadas, lo cierto es que en el contrato se puede pactar una duración acordada por ambas partes.

También se puede añadir la causa por la cual el inquilino va a necesitar la vivienda durante ese tiempo. Entre las causas más frecuentes destacamos el desplazamiento por motivos de trabajo, salud o reformas en el domicilio.

Ahora veamos cómo gestionarlo paso a paso. Lo cierto, es que es relativamente similar al tipo de contrato de larga duración, pero hay algunas diferencias.

1- Realiza un contrato de alquiler temporal

En primer lugar, es importante detallar que esta modalidad de alquiler da la opción de firmar un contrato para el periodo de tiempo determinado, por pequeño que sea. Y es que, no hay que confundir el alquiler por temporadas como el turístico, dado que normalmente suele estar enfocado a causas concretas.

Por ejemplo, si se realiza una reforma, es normal hacer el contrato por los meses que dure la reforma. Teniendo en cuenta que siempre se alargan más de lo que nos gustaría.

2- Utiliza un software de gestión integral del alquiler

Los alquileres de vivienda por temporadas, requieren de muchos contratos a lo largo del año y necesitas indudablemente de un software de gestión de los alquileres, para que nada se te escape.

Gracias a esta herramienta se puede gestionar de manera rápida y fácil, para que no tengas que preocuparte por nada. Si buscas un buen software de gestión de alquiler, Rentger es una de las opciones más avanzadas que verás en el mercado. ¡Puedes probar una demo de manera gratuita!

3- Haz un poco de home Staging (opcional)

Para poder cobrar más por el alquiler, puedes invertir en home staging. Es una buena inversión que permite dar un lavado de cara a la vivienda y enfocar más a las necesidades de los inquilinos, con toques retros y modernos que sin duda gustan a todo el mundo.

Además, en función de tu presupuesto siempre puedes contratar a un profesional o hacerlo tú mismo. Por ejemplo, optando por una decoración neutra en colores blanco y detalles en madera, que es súper tendencia.

4- Publica anuncios y deja claro que el alquiler es para temporadas

El siguiente paso consiste en hacer publicaciones del anuncio de tu vivienda. Es importante que lo hagas en portales de todo tipo, dado que se trata de un alquiler por temporadas y puede ser útil para perfiles muy concretos.

Por ejemplo, familia que se muda mientras le reforman su casa, trabajador que tiene un contrato temporal de 6 meses en una empresa de la zona, estudiante que va a cursar un curso determinado, etc. Está enfocado a estos perfiles, no a una persona que planea quedarse años y no tiene intención de irse en una fecha concreta.

En los contratos de alquiler por temporadas, hay fecha de inicio y de fin.

5- Gestiona los contactos y las visitas

Tras dejar claro que se trata de un alquiler por temporadas, puedes elegir unos inquilinos u otros en función de tus necesidades. Normalmente, no se produce una selección de los inquilinos como tal, dado que al ser para un tiempo en concreto no hay tanto riesgo de impago.

6- Realizar múltiples fotografías y vídeos

El tema de las fotos y de los vídeos es importante en todos los tipos de alquiler, independientemente de su duración. Al igual que ocurre con los alquileres de gran duración, es importante tenerlo a mano para los de corta duración o temporadas, para ver que todo está como se dejó, porque también hay fianza.

7- Gestiona correctamente la fianza

Lo cierto es que el alquiler por temporadas difiere del alquiler de larga estancia. En este caso, hay dos meses de fianza respecto al mes del alquiler indefinido.

No obstante, a pesar de que la fianza de arrendamientos de temporada está fijada en dos meses, la jurisprudencia entiende aceptable adaptar dicho requisito a la duración del contrato, como es lógico.

¿Te ha quedado alguna duda?

Otros artículos interesantes: