Alquilar mi propia casa: ¿por dónde empezar?

¿Te gustaría conseguir unos ingresos extra al mes? Entonces, lo que puedes hacer es alquilar tu casa. Es una práctica cada vez más habitual, sobre todo tras el boom de plataformas como AirBnb que lo ponen todo muy fácil. Pero, ¿por dónde empezar? ¿Qué pasos tengo que dar?


Guía para alquilar tu propia casa paso a paso


Si tienes una vivienda en propiedad, alquilar una habitación o una casa entera te permite lograr una alta rentabilidad. Al fin y al cabo, no tendrás más gastos cada mes, al mismo tiempo que puedes ingresar un dinero extra en tu cuenta corriente.


Y es que, un inmueble vacío sin alquilar solo genera gasto. Cada vez tienes que hacer frente a las cuotas de la comunidad y de manera opcional a los mínimos de agua, de luz o de gas. Además de otros recibos como el IBI. 


Pero si quieres adentrarte en el mundo de las inversiones y obtener un dinero extra, una de las mejores formas de empezar pasa por alquilar esa habitación vacía que solo te genera polvo. ¡O todo el piso!


Además, gracias a esos ingresos podrás hacer frente a todos los gastos fijos del mes e incluso conseguir liquidez para caprichos o para seguir invirtiendo en otras propiedades inmobiliarias.


¿Por dónde empezar? Esto es lo que tienes que hacer paso a paso:


1- Prepara la/s habitación/es


Lo primero es lo primero: adecúa la habitación. Ten en cuenta que cuanto mejor esté, más podrás cobrar por ella. Si puedes permitirte darle una pequeña actualización, mucho mejor.


¿Qué es muy top? Al menos una ventana, una cama grande y cómoda, un armario para guardar las cosas, ropa de cama limpia y suave, toallas limpias e incluso una mesa de trabajo. Son esas cosas que gustan a los huéspedes.


También puedes hacer un poco de home staging y darle un toque moderno e impersonal, de tal forma que la decoración guste a todos. 


A veces, con una inversión muy pero que muy pequeña puedes lograr una alta rentabilidad. Por ejemplo, puedes gastar 0 euros y alquilar tu habitación en 50 euros la noche o dejarla de revista por 500 euros y alquilarla por 90 euros la noche.


También deberás considerar si quieres alquilar por habitaciones o toda la casa. Pero ten en cuenta que, además de la habitación deberás ofrecer otros servicios como baño, cocina y uso de los espacios comunes en general. Son esas pequeñas cosas que los huéspedes valoran positivamente para disfrutar más de su estancia.


No obstante, la gran mayoría simplemente van a dormir para aprovechar bien el día y hacer cosas en la ciudad. Así que tenlo en cuenta.


2- Anuncio descriptivo y que venda


Una vez tengas tu casa lista para alquilar, es importante que saques unas buenas fotos y publiques el anuncio en las principales plataformas de Internet. Por ejemplo, Airbnb, una de las más populares. Insistimos en lo de las buenas fotos. Piensa que el huésped es lo que verá antes de alquilarla.


Detalla todo lo que tiene la habitación y la casa en forma de espacios comunes, para que el huésped pueda filtrar y le salga tu alojamiento en los resultados de búsqueda.


Dedica tiempo a pensar una buena descripción, que sea atractiva y que incite a querer alojarse en tu habitación. También opta por una buena foto principal.


¿Qué más considerar? El precio. Analiza los precios en la zona y sitúate en la media. En el caso de que ofrezcas algo que te diferencie o una decoración de revista, súbele el precio para mostrarte como una opción más premium.


Y ojo, porque si son fechas señaladas en las que se llena la ciudad de gente ya sabes, “ley de la oferta y la demanda”. Como se va a alquilar todo rápidamente, aprovecha para subir el precio y obtener más beneficios.


Al principio, intenta ser todo lo flexible que puedas, porque necesitarás tener muchas reservas para ir ganando prestigio y tener más y más reservas. Es más, hay quienes empiezan con un precio muy bajo a modo de gancho.


3- ¿Asesoramiento profesional?


Si estás muy perdido, busca asesoramiento profesional. No todas las personas dominan Internet ni saben cómo moverse rápidamente por estos lares. Un experto en el mercado inmobiliario orientado a pisos turísticos podrá guiarte mejor.


Lo mismo en cuanto a asesoramiento legal, para que un experto resuelva tus dudas a la hora de declarar los ingresos percibidos en el IRPF:


4- Software de gestión de alquileres


Por último, te recomendamos que emplees un programa de gestión de arrendamientos. De tal forma que puedas tener en una misma aplicación los ingresos y los gastos de tu inmueble, para que veas rápidamente la rentabilidad obtenida y no se te escape nada.


La gestión pisos alquiler es mejor con Rentger. ¿Todavía no lo has probado? Puedes echar mano a una de nuestras demo de manera gratuita. 


Esperamos que estos consejos te ayuden a alquilar tu casa o habitación vacía con éxito. Recuerda que si necesitas ayuda con nuestro software, te atendemos.


Otros artículos interesantes: