Cómo gestionar una habitación en alquiler


Alquilar una habitación en un piso está completamente a la orden del día. Es una forma de obtener unos ingresos extra y cada vez más usuarios deciden ponerlo en práctica. Pero, ¿cómo gestionar una habitación en alquiler? ¿Qué hacer? Te lo contamos todo en la siguiente guía: 

Tips para gestionar una habitación en alquiler


La falta de oferta en el mercado y la alta demanda, hace que este tipo de prácticas empiecen a extenderse por nuestro país. Es una forma de que ambos puedan cubrir sus respectivas necesidades, porque el usuario que busca piso encuentra habitación y, el usuario que pone la vivienda, obtiene una importante cuantía a cambio.


Claro que, para que todo vaya bien, es fundamental gestionarlo de la manera adecuada. Veamos qué hacer en estos casos:


1- Adecúa la habitación


Lo primero que tienes que hacer a la hora de alquilar la habitación de tu piso, pasa por ponerla a punto. Para ello, puedes comprar todo de cero o reutilizar lo que ya tienes. En cualquier caso, es fundamental que la enfoques a tu perfil de inquilino ideal. ¿Es un Airbnb enfocado a estudiantes? ¿O a viajes por ocio o por trabajo? 


Lo habitual pasa por colocar una cama de 90 en el caso de ser individual o de mínimo 1,35 en el caso de ser compartida. Luego, puedes añadir una iluminación básica, una mesilla de noche y una mesa de estudio con silla. Todo depende del espacio que tengas disponible, así como del enfoque de la habitación.


  • Por una habitación bonita siempre puedes pedir más dinero.


2- Elige el precio


Lo siguiente a determinar, es lo que vas a cobrar por la habitación. Para ello, analiza los precios medios por habitación en la zona y determina si tu vivienda tiene algún valor añadido por el que puedas cobrar más dinero. Por ejemplo, la habitación se ve increíble o permites utilizar la cocina, aparcar, etc. 


3- Publica la habitación en los principales portales


Llegados a este punto, ya puedes publicar fotos de tu habitación en los principales portales de internet. Para que funcione, necesitas tener en cuenta lo siguiente:


  • Sube fotos reales y bien sacadas, aunque te lleve más tiempo.
  • Elige una foto principal que destaque, a la que todos quieran hacer clic.
  • Añade una descripción completa, no dejes nada en el tintero.
  • Si lo ves necesario, ofrece descuentos si el huésped se queda una semana, una quincena, etc. 
  • Juega con el precio ofreciendo una especie de precio oficial de lanzamiento mucho más económico -> Es una forma de conseguir más valoraciones positivas y comentarios para arrancar y luego poder subirlo.
  • Transparencia


4- Creación del contrato


En este punto es posible que empiecen a alquilar la habitación los primeros interesados en el caso de ser tipo alojamiento turístico o que te escriban para ir a verla en el caso de alquileres de larga duración. En ese caso, necesitas tener el contrato preparado. ¿Qué poner en el contrato?


Dependiendo de la modalidad en la que alquiles la habitación de tu piso, deberás fijar las condiciones. Por ejemplo, establece las normas en cuanto a horarios, el uso de la cocina, de los espacios comunes, etc. No te preocupes por ello, porque hay modelos muy interesantes en Internet. 


5- Gestión de los gastos


A la hora de alquilar la habitación de tu piso verás que percibes muchos ingresos, pero también tienes gastos. Y es importante que aprendas a gestionarlos.


¿Qué gastos son los más frecuentes?  


  • Más gasto de luz
  • Más gasto de agua
  • Reparaciones 
  • Limpieza


Lo habitual pasa por destinar un 5% de lo que se percibe a estos posibles gastos extra. Porque al meter en tu casa a un tercero, es normal que tengas que aportar ciertas cantidades para mantenerlo todo a punto y en buenas condiciones.



6- Renta


Al alquilar la habitación de tu inmueble, obtendrás unos ingresos que tendrás que declarar en la Renta. Para ello, simplemente pon las cantidades recibidas en el periodo correspondiente. Esto se te sumará a la base imponible para calcular el IRPF a pagar. ¡No te olvides de hacerlo!


> Ya sabes cómo hacerlo, ¡simplemente da el paso definitivo!


Ahora que sabes cómo gestionar una habitación en alquiler, ha llegado el momento de que des el salto y nos cuentes qué tal ha sido tu experiencia. Puede parecer tedioso, pero una vez salgas de tu zona de confort y lo pruebes, verás que obtienes una importante cantidad de ingresos con los que no contabas.


También puedes intentarlo y, si no sale, siempre puedes retroceder. Incluso puedes alquilar la habitación solo por temporadas o cuando te apetezca.


¿Te ha quedado alguna duda? Pregúntanos, así podremos ayudarte.


Otros artículos interesantes: